Cuando se va a consumir cordero, es importante tener en cuenta que la edad y alimentación del animal son fundamentales para conseguir un buen resultado en la preparación del producto. En el artículo se explica cómo es posible diferenciar entre lechazo y cordero a la hora de comprarlo y las ventajas que aporta adquirir el artículo en la tienda de Toisón de Oro.

Diferencias por edad y alimentación

Un aspecto a considerar es la edad de sacrificio, puesto que para determinar el origen o consideración comercial de la carne es un elemento fundamental. Hay que tener en cuenta que hoy existen varias Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) que dan valor a la carne según el origen, alimentación y edad de sacrificio. Las más importantes son las de Aragón y Castilla y León; en este artículo se habla de la segunda.

En realidad, cuando se come este tipo de carne ambos aspectos van íntimamente relacionados y esto sucede porque la alimentación de los animales se adecúa a la edad que tienen. El resultado práctico que se consigue es que la carne joven del animal tiene un sabor más suave, es mucho más fácil de preparar y no necesita adobo o, si lo necesita, es en cantidades muy pequeñas.

No obstante, es importante decir que hay una cierta confusión de términos y, en ocasiones, se consideran equivalentes cuando no lo son exactamente. Eso puede deberse, además de a una cierta mala fe, al hecho de que las horquillas de edad para el sacrificio son amplias pero, en cualquier caso, hay elementos suficientes para aprender a diferenciarlos.

Lechazo

Se denomina así al animal que ha sido sacrificado con menos de 30-35 días de vida y con 9-12 kilos y que solo se ha alimentado de leche; esta es la condición de la Indicación Geográfica Protegida “Lechazo de Castilla y León”. El resultado es una carne mucho más suave y que no necesita ser adobada. Quien sea un consumidor de este tipo de carne nota muy bien cuál es la diferencia con respecto a la de un animal adulto.

Otra cuestión a tener en cuenta, que en ocasiones no se conoce demasiado bien, es el tiempo de cría. Técnicamente, este ejemplar se cría en cualquier época del año, pero es muy común que haya alta disponibilidad los días anteriores a Navidad.

Cordero lechal

La principal diferencia del cordero lechal con respecto al anterior está en la edad de sacrificio, que puede alcanzar los 45 días y los 15 kilos, lo que supone un peso mayor y, sobre todo, algunas diferencias en la alimentación. Por ejemplo, es importante decir que, si bien la alimentación sigue basándose en el consumo de leche materna, ya ha introducido pienso en la dieta, de manera que la textura de la carne será más sólida.

Por regla general, también hay una diferencia en el precio porque el lechal es más abundante y, por lo tanto, lo normal es que sea más accesible. Además, es posible encontrarlo todo el año sin demasiados problemas por los picos de demanda navideños o festivos.

En Toisón de Oro contamos con una amplia variedad de productos de calidad, destacando el lechazo envasado, para que se pueda probar en cualquier época del año y así disfrutar de su sabor. De esta forma, es posible consumir esta carne exquisita en la comodidad del hogar o contar con ella para banquetes. La carne de cordero siempre ha estado asociada a los días especiales y, por eso, qué menos que contar con un producto de calidad en la mesa. La empresa sirve indistintamente a particulares y profesionales con rapidez y la debida discreción. ¡Contacta con nosotros!