El envasado al vacío es un proceso que, bien ejecutado, consigue ampliar el periodo de conservación de un alimento manteniendo intactas todas sus cualidades gustativas. En una economía global, la necesidad de que los alimentos duren más tiempo por cuestiones de almacenamiento o de simple aprovechamiento resulta esencial. En el artículo, se explica en qué consiste el procedimientosu duración, beneficios y cómo se ha aplicado esta lógica en el cordero lechal envasado.

El envasado al vacío

La principal idea del envasado al vacío es eliminar el aire que hay entre la bolsa que almacena y el alimento, punto fundamental para prolongar el periodo de conservación. Este paso es decisivo, puesto que el aire facilita la proliferación de microorganismos aeróbicos que aceleran la putrefacción. Cuando se envasa al vacío, el proceso que puede generar riesgos para la salud se detiene.

Este procedimiento es industrial, porque además de embolsar en un determinado material, se procede a aspirar el aire para, finalmente, sellar con el fin de que el producto permanezca en perfectas condiciones. En consecuencia, se necesita una cámara especializada y una tecnología que no está al alcance de todos. Aunque se conozca la teoría, el resultado puede no ser el esperado si no se implementa la técnica como es debido.

Lo cierto es que, pese a tratarse de un proceso que se utiliza, sobre todo, para alimentos, también tiene otras aplicaciones, de ahí que sea muy común. Utilizar este procedimiento paracarnes y pescados es muy recurrente. De hecho, en los últimos años, han surgido empresas de alimentación gourmet que ofrecen productos basados en esta técnica.

¿Cuánto se prolonga la conservación del cordero?

Hay que tener en cuenta que, pese a que se aplique este sistema, un alimento fresco dura menos que otro curado. Por tanto, no se puede comparar el periodo de prolongación con el del jamón, por poner un ejemplo. De todas formas, se ofrece una ventaja sustantiva con respecto a la simple refrigeración en nevera y es que se prolonga la conservación, siempre y cuando la ejecución sea la correcta.

Si el sistema de conservación es profesional, un cordero lechal envasado al vacío debería durar, como mínimo, 15 días, si no se rompe la cadena de frío. En cualquier caso, se triplica el tiempo de conservación que tiene la refrigeración simple, de manera que interesa por varios motivos.

¿Cuándo interesa comprar cordero envasado al vacío?

Dependerá, fundamentalmente, de la fecha de consumo y, sobre todo, de la cantidad que se tenga intención de consumir porque las necesidades de un particular y de un restaurante son diferentes. Si la idea es comprar el cordero el mismo día que se va a consumir en pequeñas cantidades, o un día antes, es perfectamente viable adquirirlo fresco.

Ahora bien, lo que sucede es que la carne de cordero fresca escasea en determinados momentos, ya que es uno de los productos estrella de la Navidad. Por lo tanto, si lo que se quiere es contar con la garantía de que no va a faltar cordero en la mesa, es perfectamente posible adquirirlo con una semana de antelación. Algo parecido sucede con los restaurantes, que deben garantizar el suministro de cordero para las cenas de empresa.

Toison de Oro está especializado en la distribución de cordero lechal envasado al vacío de la máxima calidad, aplicando estos métodos para mantener en óptimas condiciones la carne. Si se busca cordero con sello de calidad y que dure más tiempo, tanto para restaurantes como para particulares, ésta es la mejor opción. La empresa se compromete a enviar carne de calidad desde los campos palentinos al destino que se indique.