El cordero lechal es una delicia culinaria muy apreciada. Más allá de los tradicionales asados, existen nuevas propuestas para elaborar esta sabrosa y tierna carne de un modo diferente, para innovar en la cocina de cada día.

Ideas novedosas para degustar cordero lechal

La gastronomía ha pasado al primer plano de la vida social. Cada vez son más quienes se alistan en las filas de los que desean ser artífices de nuevos platos, además de meros comensales. En este artículo se proponen algunas originales sugerencias para degustar el lechazo.

Cilindro de cordero relleno

Ingredientes (para 4 personas):

– Medio costillar o carré deshuesado de cordero lechal.

– 100 gramos de boletus.

– Cáscara de naranja y zumo de naranja.

– 1 cebolla.

– 5 gramos de harina de trigo.

– 1 trocito de jengibre para la salsa.

– Sal y pimienta al gusto.

Se prepara el relleno pochando a fuego lento la cebolla, salteada con los boletus picados y la cuarta parte de la cáscara de naranja triturada. A la mezcla se le añade una pizca de harina, ligándolo todo.

Se extiende el costillar y se va distribuyendo el relleno por encima. Después, se enrolla y se ata convenientemente, escaldándolo para que conserve la forma. A continuación, se marca a fuego muy fuerte en una sartén, dorando bien toda la superficie.

Se introduce el cilindro en una fuente de horno para asarlo a 190º durante 45 minutos. Se añade el zumo de una naranja a los jugos del cordero, reduciéndolo todo. Finalmente, se sazona con el jengibre rallado, la sal y la pimienta.

Lechazo con cardamomo y frutos secos

Ingredientes (para 4 personas):

– Dos paletillas de cordero de leche.

– 2 dientes de ajo.

– 1 cucharada de frutos secos variados.

– 1 cucharada de aceite de oliva.

– 1 taza de caldo de pollo.

– 1 copita de coñac.

– Cardamomo y pimienta.

Se pela el ajo y se va introduciendo en la carne mediante un cuchillo. Después se coloca el cordero en una cazuela para dorarlo con el aceite. Una vez dorado, se cubre con la taza de caldo y se cocina a fuego lento durante 20 minutos. Para finalizar, se rocía con el coñac y se añade el cardamomo y los frutos secos picados. Se deja cocinar 10 minutos más, y se sirve.

 

Cómo preparar cordero

Buñuelos de lechazo y queso

Ingredientes (para 4 personas):

– 600 gramos de lechazo.

– 300 gramos de crema de queso.

– 9 yemas de huevo.

– 200 gramos de harina.

– Levadura.

– Aceite de oliva.

– Sal y pimienta.

Se mezclan las yemas con el queso. Se le añade la harina y una cucharada pequeña de levadura. Se amasa bien. A continuación, se extiende la masa y se corta en porciones. Se adereza la carne con la sal y la pimienta, picándola en trozos. Se coloca un trozo de carne dentro de cada porción de masa, formando pequeñas bolas, y se fríen en aceite muy caliente. Finalmente, se retiran los buñuelos y se elimina la grasa sobrante mediante papel absorbente. Se pueden servir acompañados de ensalada de espinacas o patatas paja.

El lechazo en la cocina de aprovechamiento

La sostenibilidad ha llegado también a los círculos gastronómicos, como sucede con el cordero lechal se está imponiendo la llamada “cocina de aprovechamiento”, aquella que pretende minimizar el desperdicio de los alimentos a la hora de elaborarlos. Son multitud las ideas para preparar lechazo siguiendo sus premisas.

Sirven para utilizar los recortes de cordero que no se han utilizado en otra receta o, incluso, la carne de cordero ya asada que no se ha consumido el día anterior. Desde bocadillos a kebabs, pasando por sopa o salteados: en la cocina todo se puede aprovechar.

Esperamos que estas recetas os hayan resultado interesantes y que las pongáis en práctica en vuestra cocina, nosotros desde Toison de Oro, os ofrecemos los mejores productos para que las llevéis a cabo.