Lechazo asado

El lechazo asado es una de las preparaciones emblemáticas de la cocina castellana y que ha dado la vuelta al mundo. El cordero lechal, de un máximo de 30 días de vidasolo ha ingerido leche durante su cría y por esa razón, cuando se prepara, su carne es suave y sabrosa. Por supuesto, también es importante decir que, de la misma manera que se requiere una buena materia prima, es necesario un buen cocinero; se recomienda el horno de leña o similar para conseguir un resultado profesional. También es bueno utilizar la cazuela de barro para la cocción.

Tradicionalmente, el lechazo ha sido un plato festivo, asociado a celebraciones patronales o a la Navidad. Sin embargo, en los últimos años se ha generalizado su consumo y hoy es posible disfrutar de esta carne cualquier día envasada al vacío. Su área de consumo abarca toda España, aunque Castilla y León es la zona que ha destacado por este plato por las condiciones de sus pastos, siendo común encontrar este plato en cualquier restaurante de la región. La principal ventaja es que hoy se puede comer todo el año y ya no es un plato estacional como antaño.

Ahora bien, mucho mejor es poder adquirir la carne directamente con garantía de tener un buen producto para cocinar en casa. Aunque la mano de cada persona es inconfundible, así como la receta, sin una buena materia prima no es posible un buen plato. También tienes la oportunidad, si lo deseas, de comer la carne ya preparada como alimento de quinta gama y disfrutarla en la comodidad de tu hogar. Hoy tienes varias opciones a tu alcance y eres tú quien elige cómo quiere comer.

Disfruta de un lechazo asado

Eso sí, es importante decir que un buen lechazo es inconfundible por varios motivos que conviene que el consumidor conozca. En primer lugar, por el sabor, mucho más suave que el cordero de pasto. En segundo lugar, por la propia textura de la carne, ideal para el consumo. Estas cualidades son las más conocidas y las que hacen que el lechazo sea un plato referencial para las mesas más exigentes del país, comparado con otras opciones.

Los beneficios de la carne de lechazo para el consumidor son varios, pero se pueden distinguir los siguientes, relacionados con el sabor y con las propiedades nutritivas:

Sabor

Los corderos de una cierta edad pueden ser sabrosos, pero necesitan ser adobados para conseguir un resultado satisfactorio. La ventaja competitiva del lechazo asado es que se puede disfrutar de una carne tierna, suave y sabrosa sin necesidad de recurrir al adobo. Aunque se pueden añadir determinados condimentos, el lechazo es una carne para ser disfrutada sola, sin necesidad de acompañamientos.

Propiedades nutricionales

El lechazo cuenta con varias propiedades nutricionales que lo convierten en un plato equilibrado puesto que el contenido graso es menor que en el cordero de pasto, además de ser más fácil de separar. Como todo producto cárnico, es rico en proteínas que contienen aminoácidos y, aunque tiene grasas, estas son menores que en los corderos de pasto. También tiene vitaminas, destacando los grupos B12 y B6, así como minerales, donde destacan el zinchierro fósforo.

Por todos estos motivos, es recomendable disfrutar de vez en cuando de esta carne diferente que es un placer para los sentidos. Ahora bien, si es posible, lo mejor es pedir este producto a un fabricante especializado que ya lo tenga cocinado y listo para calentar. De esta forma, no se perderán horas y horas en el proceso de cocción ni se correrá el riesgo de combinar mal los ingredientes. Por ello, desde Toison de Oro te brindamos la mejor opción para el disfrute culinario.